Primavera

viernes, 13 de marzo de 2009

Cuando uno pasea por los mercados y se ven más colores, olores y tipos de frutas, es porque el verano se acerca. Qué alegría, porque realmente estaba un poco cansada de las manzanas, peras y naranjas, que durante muchos fríos meses han estado solas en los estantes de las fruterías.
Como ya empezó la temporada de fresas hay que aprovechar, no dura mucho, y tampoco conviene comprarlas fuera de ella porque no suelen tener mucho sabor, en cambio éstas, que huelen a dulce y se ven rojas rojas, no merecen duda. Para ponernos a tono, que mejor que un sorbete, sano sanisimo, suave, fresco, sencillamente exquisito.
Esto ha sido un atento de pruebas y ha resultado a la primera:
Sorbete de Frutillas
(propia creación)
2 partes de frutillas limpias
1 parte de hielo
-Azúcar a gusto
Todo en la batidora, procesar hasta que se desaga el hielo. Probar de azúcar y textura. Servir inmediatamente o bajo un golpe de frío (si se ha aguado un poco). Servir una buena cantidad, porque es liviano, pero comer despacio que se hiela hasta la médula.

1 comentarios:

Mari Carmen dijo...

Vaya, ya veo que te enamoras las fresas o frutillas como las llamais. ¡Pues a mi también!
Besos.